Ley de Educación del Estado de Querétaro


Título I        Título II        Título III        Título IV        Título V        Título VI        Título VII        Título VIII

 

ENRIQUE BURGOS GARCÍA,
Gobernador Constitucional del Estado Libre y Soberano de Querétaro Arteaga, a los habitantes del mismo, sabed que:

LA QUINCUAGESIMA PRIMERA LEGISLATURA DEL ESTADO LIBRE Y SOBERANO DE QUERÉTARO ARTEAGA, EN USO DE LAS FACULTADES QUE LE CONFIERE EL ARTÍCULO 41, FRACCIONES ll Y XXXl DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL ESTADO Y

CONSIDERANDO:

Que la Constitución General de la República establece en su artículo 3º los principios fundamentales a que habrá de ceñirse la educación que impartan el Estado-Federación, Estado y municipios y los particulares con autorización y reconocimiento de validez oficial de estudios.

Que la Constitución Política del Estado de Querétaro, en su artículo 4º hace propios dichos principios, aceptando así que la educación que se brinde en su territorio tenderá a desarrollar armónicamente todas las facultades del ser humano y fomentará en él, a la vez el amor a la Patria y la conciencia de la solidaridad, internacional, en la independencia y en la justicia.

Que en consecuencia con estos principios, el Estado de Querétaro adopta los criterios a que se sujetará la educación que se brinde por parte del Estado, los Municipios que lo integran y los organismos descentralizados de ambos, así como los particulares cuando brinden el servicio educativo en primaria, secundaria y normal, orientándola permanentemente para sea laica, basada en los resultados del progreso científico y que luche contra la ignorancia, las servidumbres, los fanatismos y los prejuicios. Además, para que sea democrática, nacional, que contribuya a la mejor convivencia humana y, en el caso del Estado, sus Municipios y los citados organismos descentralizados, será gratuita.

Que la Constitución Política del Estado, en su artículo 41 fracción IV, señala la atribución de la legislatura para expedir leyes en esta materia, atendiendo en todo al mencionado mandato constitucional.

Que visto que en la Entidad las condiciones sociales en general y educativas en especial, han sufrido importantes transformaciones, se hace indispensable regular éstas mediante la expedición de una nueva ley de educación que responda, a las necesidades que sobre esta materia reclama la sociedad en general y en especial el sector educativo.

Que esta necesidad de adecuación a las nuevas realidades educativas se hace más exigente, debido la vigente Ley de Educación, del 19 de junio de 1986, no recoge las reformas que traen consigo el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica, del 18 de mayo de 1992, y la nueva Ley General de Educación, del 14 de julio de 1993, ambas vigente para todo el país.

Que el mencionado Acuerdo Nacional recoge el compromiso del Gobierno Federal, de los gobiernos estatales de la república y de los trabajadores de la educación, de realizar esfuerzos conjuntos para lograr la cobertura y calidad de la educación, a través de la reorganización del sistema educativo nacional, la reformación de contenidos en planes, programas educativos y la revaloración de la función magisterial.

Que producto de esa voluntad política de llegar a un acuerdo se concretó la vigente Ley General de Educación aplicable a todo el país, donde se tradujo en norma específica la forma de afrontar y resolver los retos y problemas actuales que hoy tiene la educación, como lo son: recursos suficientes a este sector; cobertura y calidad; contenidos y materiales educativos; motivación y preparación del magisterio; calendario mínimo escolar; mejores libros de texto; rectoría del Estado en la materia como garantía de uniformidad operativa y organización; educación que impartan los particulares y la participación social en el rubro educativo.

Que dicha realidad normativa, aunada a la nueva realidad jurídica, motiva eficientemente al Ejecutivo del Estado, y al Poder legislativo para que se abocara al estudio serio, responsable y consecuente de tan importante asunto.

Que siendo la educación elemento indispensable para el desarrollo social y dado el gran potencial de beneficios de una reforma legislativa en esta materia; habiendo el Ejecutivo realizado un amplio trabajo de examen y reflexión entre los actores del proceso educativo, la Legislatura del Estado, consciente de la necesidad de participación ciudadana, por primera ocasión abrió cinco foros de consulta regionales que abarcaron todos los municipios del Estado, recogiendo una nutrida participación de persona, grupos, organizaciones e instituciones, lo cual consumó el objetivo de enriquecer la Iniciativa de Ley en cuestión, se refiere en este dictamen; y realizar, asimismo, un histórico ejercicio democrático que corresponsabiliza a la sociedad y sus representantes.

Que del contenido de la iniciativa se desprende -previo análisis que hace la Comisión de Educación y Cultura- que se respetan los mandatos constitucionales en la materia y asimismo la línea toral que guía al texto legal es la regular todo el proceso educativo, señalado los-elementos que habrán de operar en el Sistema Educativo Estatal, los derechos y las obligaciones de los distintos actores en el proceso educativo, los criterios que orientará a los planes y programas y la corresponsabilidad de una nueva participación social en beneficio de los educandos y educadores.

Que en dichos renglones la Comisión que dictamina cree acertado el criterio de que no se hayan incluido en la iniciativa cuestiones de orden laboral, ya que es una ley que atiende exclusivamente la materia educativa.

Que de igual manera, se procuró quedara muy explícito en la Iniciativa, el reconocimiento de nuestras raíces culturales, señalado que la educación que se brinde a los pueblos y comunidades indígenas debe ser bilingüe bicultural; intención expresa de que al educando del nivel básico se le forme un criterio de rechazo hacia todo tipo de discriminación, en especial aquellas que se dé a la mujer; la definición precisa de lo que debe entenderse por tipo, modalidad y formas de educación; prohibición de cuotas o cooperaciones obligatorias en las escuelas; la obligación de elaborar y no sólo proponer la elaboración de planes y programas de estudio que reflejen la historia, tradiciones, costumbres y otras realidades del Estado y que complementen aquellos que señale la autoridad federal; regularización de maestros en activo que teniendo décadas de servicios no cuentan con licenciatura docente: la obligación de que los recursos financieros educativos no sean transferibles so pena de incurrir en responsabilidad civil y penal; así como el afinamiento del procedimiento para aplicar e impugnar las distintas sanciones, son ajustes producto de consultas con distintas personas especialistas o interesadas. grupos y organizaciones e instituciones públicas y privadas involucradas en la temática, así como la investigación. análisis y discusión de los miembros que integran la Comisión de Educación y Cultura.

Que siendo conscientes del alto impacto social que la Iniciativa que se dictamina conlleva, dado que si falla la educación fallan los gobiernos y que es necesario garantizar, invertir y promover en los talentos para dar y recibir educación a que tiene derecho el pueblo de Querétaro.

Que con estos elementos como referencia, el Sistema Educativo de Querétaro se orienta de manera decidida hacia la formación de un ciudadano que se valore a si mismo, orgulloso y comprometido con su Estado: tolerante y respetuoso de los diversos estilos de vida: abierto al cambio: productivo con capacidad para tomar decisiones en forma autónoma y responder por sus consecuencias ante la sociedad; poseedor de valores que le dan un extenso sentido de pertenencia e identidad respecto de la comunidad de la forma parte.

La iniciativa que se dictamina tendrá consecuencias muy favorables para todos los elementos que constituyen el Sistema Educativo Estatal ya que se procura que todos ellos se vinculen a las necesidades sociales, especialmente a las de carácter productivo, incorporando así mismo el apoyo e impulso normativo para lograr avances científico-tecnológicos y humanísticos en la educación superior fomentando las manifestaciones culturales propias y encuentro de nuevas formas de expresión que no ataquen nuestra idiosincrasia, aceptando que la tolerancia y el respecto a creencias y modos diversos de vida conforman nuestra sociedad actual.

Que se reconoce que la educación, hoy más que nunca. constituye un imperativo en nuestra sociedad para ingresar a mejores niveles sociales económicos y que es necesario insistir en la responsabilidad que tienen padres. maestros, alumnos y el propio Gobierno Estatal. Justa mención merece el Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE). organización titular de las relaciones laborales de los trabajadores de la educación federales y transferidos: quienes plenamente conscientes de las necesidades y rezagos, pugnaron y respondieron por la construcción de un sistema normativo equitativo, que fortalece la tarea educativa y distingue su vocación docente.

Que es en esta visión de futuro entonces, por lo cual se desea incorporar a la educación en la Entidad, aspectos que comprenden al desarrollo económico, político social y cultural, que no sólo contribuyan a la formación y capacitación profesional de los educandos del presente, sino que constituyan el fundamento y la raíz del patrimonio de generaciones futuras.

Que la iniciativa en cuestión, como norma que represente una genuina reforma y actualización, cumple las expectativas que sobre la materia se presentan. Por lo anterior, se REMITE la siguiente:

LEY DE EDUCACIÓN DEL ESTADO DE QUERÉTARO